Repelentes naturales contra los mosquitos

Las Mejores Ofertas para deshacerte de las PLAGAS

Los mosquitos son insectos que tienen un período de vida dividido en 4 etapas: huevo, larvas, crisálidas y adulto, en donde siempre requieren del agua para lograr culminar su período de vida. Se conocen como enormes portadores de patologías mortales para los humanos, resultando entonces de máxima importancia entender los repelentes naturales contra los mosquitos más efectivos y simples de usar.

Picadura de los mosquitos

Las hembras son de todos modos las más peligrosas, dado que requieren de las proteínas de la sangre de los mamíferos para ser fértiles, tienen piezas bucales alargadas que les aceptan perforar la piel con más grande simplicidad, en el instante de la picadura inyectan un veneno común que trabaja como anticoagulante, lo que produce la pequeña inflamación en la piel y simultáneamente emiten la patología que llevan dentro suyo.

Hay varios repelentes naturales contra los mosquitos que actúan de una manera eficaz sin provocar resultados consecutivos en tu cuerpo ni daños al medio ámbito, entre los más sugeridos poseemos:

repelentes-naturales-contra-los-mosquitos

Entre las yerbas más funcionales para repeler a los mosquitos es la albaca, puedes elaborar pequeños ramos y distribuirlos por toda la vivienda, las hojas secas en pequeñas bolsas además son muy funcionales en el trabajo de espantar los insectos de tu casa.

  • Aceite fundamental de lavanda

Repelentes naturales contra los mosquitos

Otro de los repelentes naturales contra los mosquitos que resulta de utilidad es el aceite fundamental de lavanda, añade en un envase aceite de lavanda con agua y rocíalo sobre tu piel en las mañanas y en las tardes, el perfume de esta yerba evitará que los mosquitos te elijan como su presa.

repelentes-naturales-contra-los-mosquitos3

El aceite de eucalipto tiene muchas características buenas para el cuerpo y una de es cuidarlo de las picaduras de los mosquitos, solo tienes que aplicarlo de manera directa sobre la piel, fundamentalmente en aquellas zonas más expuestas como los brazos, piernas y rostro.

Deja un comentario