Repelentes naturales contra las polillas

Las Mejores Ofertas para deshacerte de las PLAGAS

Las polillas son insectos de alas escamosas que eligen entornos cálidos, húmedos y oscuros, hay distintas especies; ciertas son sencillos mariposas de hábitos nocturnos, otras son plagas económicas que se nutren de artículos guardados, plantaciones agrícolas, muebles, madera y sus derivados o bien textiles de procedencia animal, hay aparte ciertas especies que pican y son venenosas, resulta de utilidad entonces comprender los repelentes naturales contra las polillas más efectivos y simples de usar para lograr vigilar a estos insectos en los hogares.

Las polillas adultas de todos modos tienen un tiempo de vida de dos semanas lo bastante para reproducirse y tienen la posibilidad de llegar a poner hasta 300 huevos, lo que se traduce en una alta infestación en las viviendas antes que aprecies los horribles daños a las prendas de ropa, muebles, alfombras, cortinas, elementos de decoración y comestibles guardados.

Conoce los repelentes naturales contra las polillas más eficientes y simples de usar:

  • Aceite fundamental de lavanda

Adecentar realmente bien todos y cada uno de los muebles, mesas, marcos de puertas y elementos ornamentales de la vivienda con aceite fundamental de lavanda es una increíble iniciativa para sostener a las polillas lejos de tu hogar, solo tienes que añadir ciertas gotas en una tolla limpia y pasarla por la área de todo el moblaje, tienes que reiterar este desarrollo una vez a la semana a fin de que logre ser efectivo.

Otro de los repelentes naturales contra las polillas que resulta un éxito, es ubicar clavos de fragancia y canela en saquitos de lona y esconderlos en guardarropas, gavetas, tal como tras los muebles y electrodomésticos, así el perfume se ocupará de espantar a las polillas rápidamente.

Rociar vinagre de manzana todos y cada uno de los días por toda la vivienda es una forma simple y eficaz de sostener lejos no solo a las polillas, además a los mosquitos, arañas, cucarachas, garrapatas y pulgas.

Deja un comentario