La chirimoya descarta los piojos. Te contamos cómo – Piojos

Las Mejores Ofertas para deshacerte de las PLAGAS

No solamente los artículos comúnes que encontramos en las farmacias tienen la efectividad para remover a los odiados y peligrosos piojos. En el hogar tenemos la posibilidad de elaborar recetas que nos asistirán a liberarnos de esta plaga que no solo es antiestética, sino nos pone bajo riesgo de contraer anomalías de la salud.

Frutas para remover los piojos

Entre las frutas que se usa como antídoto contra las liendres es la chirimoya (o bien anón como lo reconocen en determinados países). De todos modos lo que sirve son las semillas, con las que se prepara una suerte de alcohol o bien tinte. Se precisarán las semillas, una bebida alcohólica (puede ser vodka), un envase de vidrio y listo.

Cuando se tienen todos y cada uno de los elementos, machaca las semillas de chirimoya hasta el momento en que queden fabricadas polvo. Se añaden en el envase de vidrio y se les ubica el licor. Tapa bien el tarro y deja macerar la mezcla por un tiempo aproximado de una semana o bien quince días. Todos y cada uno de los días, esa loción natural debe agitarse a fin de que quede homogéneo.

Cómo utilizar la mezcla de chirimoya contra piojos

Cumplido el periodo de maceración, unta la lociónde chirimoya en el pelo con extrema precaución a fin de evadir que tenga contacto con los ojos. Ubica en la cabeza una toalla o bien bolsa de plástico por entre 15 y 20 minutos. Después, usa un peine antipiojos para sacar todos y cada uno de los animales que se desprenderán con más grande simplicidad. Suponiendo que la condición persista, realizar el régimen tres ocasiones por semana hasta el momento en que la meta sea cumplido.

Consideraciones que debemos tomar

La ropa que empleas frecuentemente además debe lavarse con bastante precaución. Es muy normal que los piojos se alojen en las prendas y continuén contagiando a la persona. Es un antídoto muy eficiente y simple de realizar. Con lo que manos a la obra hasta el momento en que esos indeseables visitantes, abandonen nuestra cabeza.

Deja un comentario